Archivo por meses: octubre 2015

¿Cuánto cuesta convertir una casa en un hogar domótico?

hogar-domoticoLa tecnología nos permite encender y apagar las luces sin necesidad de tocar ni un solo botón, tan solo con la voz, además de la automatización de puertas y cancelas, una de las primeras acciones para hacer de una vivienda tradicional un hogar domótico con lo último en tecnología. Y todo con un coste final cero, ¿cómo es posible? Por el ahorro que suponen las instalaciones domóticas que se rentabilizan en tres o cuatro años.

¿Por qué hacer una casa domótica?

Hacer una casa domótica no solo persigue tener mayor comodidad para los habitantes del hogar, sino que se trata de rentabilizar la vivienda y que se más ecológica, y consecuentemente más económica. En un cálculo estimado que se establece como media, la domotización de una vivienda supone aproximadamente el 2% de su valor de mercado. Con un periodo de amortización que va de dos a cuatro años, dependiendo de la instalación con que se cuente.
Un hogar domótico es más cómodo y más eficiente. Poniendo la atención únicamente en el gasto energético, una vivienda con instalaciones domóticas consigue reducir el consumo en un 25% de media, considerando la instalación de paneles fotovoltaicos, la energía geotérmica y el equipamiento de unidades automatizadas.

La gama de productos domóticos que se pueden instalar en una casa crece cada día:

  • Persianas automáticas
  • Iluminación que se adapta a la claridad y escenarios programados
  • Control de la temperatura
  • Automatización de puertas y cancelas exteriores
  • Control de presencia, humos, escapes y fugas
  • Mejora de la movilidad

Son solo algunos de las propuestas que pueden hacer de un hogar cualquiera una “vivienda inteligente”, considerando que la actualización no es un gasto, sino una inversión que se recupera en un corto espacio de tiempo.

Viviendas más seguras

Una casa domótica además de suponer una mayor seguridad en la casa, tanto por el control de fugas de agua, gas e incendios, supone un control de los accesos y un menor riesgo de hurtos. Es lo que se consigue con la “automatización de puertas y cancelas”, que evitan tener que bajar del vehículo para acceder al garaje, por ejemplo, o merman la necesidad de tener llaves para entrar en la vivienda, que se pueden sustituir por tarjetas o códigos de acceso. Así la seguridad y comodidad se puede mejorar considerablemente con sencillas actualizaciones que aportan mucho y que se rentabilizan en poco tiempo.

¿Cómo elegir la puerta del garaje adecuada?

puertas para tu garajeA la hora de elegir la puerta de garaje más adecuada para tu hogar, es conveniente que tengas en cuenta una serie de factores. Por ello, en esta ocasión, vamos a ofrecerte una serie de consejos para que aciertes en tu elección.

1. Puertas automaticas mejor que de apertura manual. En este sentido, según las condiciones específicas de tu garaje, deberás decidir cuál te viene mejor. Sin embargo, has de tener en cuenta que, a todas luces, las puertas automaticas son mucho más cómodas que las manuales.

2. Opta por un sistema de apertura seccional. Este mecanismo se basa en una serie de paneles que se deslizan verticalmente haciendo uso de una serie de rieles y guías. Por ello, quedan recogidas en el techo del garaje y ocupan muy poco espacio. Por esta razón, son más prácticas que las basculantes ya que estas precisan de más de un metro de separación con el vehículo para abrirse por completo.

3. Elige puertas de madera o de fibra de vidrio. Estos materiales son muy resistentes, ligeros y moldeables. Por tanto, te brindarán muchas más posibilidades que las de aluminio o acero. Además, con un sencillo mantenimiento, su vida útil será extremadamente larga.

4. Determina el estilo previamente. En relación con el punto anterior, antes de decantarte por un material u otro, has de tener en cuenta el estilo de decoración que posee o con el que vas a dotar la fachada de tu casa. A este respecto, si se trata de, por ejemplo, una finca rústica, lo mejor es optar una puerta de madera dura.

5. Elige un modelo que actúe como aislante térmico y acústico. Piensa que el garaje es una puerta de entrada más a tu hogar y que, por tanto, si no cuidas estos aspectos, puedes tener problemas y sufrir incomodidades.

6. Motor de cadena o de correa. En caso de que la puerta que escojas no supere los 60 kilogramos de peso es mejor que te decantes por uno de cadena. En cambio, si este es superior a los 80 kilogramos, las de correa son más efectivas.

7. No descuides el mantenimiento. Se trate de puertas automaticas o de apertura manual, lo ideal es que, cada cierto tiempo, limpies y lubriques los rieles y guías de la tuya y apliques una capa de pintura exterior. La periodicidad con la que deberás hacerlo dependerá, como no, de las condiciones climáticas de la ciudad en la que vivas y del uso que hagas de ella.