¿Por qué realizar el mantenimiento de las puertas automáticas?

sistemas-de-seguridad-para-puertas-automaticasLa comodidad que ofrece una puerta automática es uno de los aspectos que hacen que se elija su instalación, pero debemos tener en cuenta que, a pesar de las comodidades que ofrece, debemos realizar un mantenimiento frecuente para evitar males mayores.

Las tareas de mantenimiento de las puertas automáticas son mucho más sencillas de lo que imaginas y más económicas que una avería o accidente provocado por la dejadez y no mantenimiento. Las puertas automáticas necesitan de lubricación adecuada, una limpieza habitual y cambio de pequeñas piezas fundamentales como podrían ser las ruedas, entre otras tareas.

Por ejemplo, es de vital importancia el correcto mantenimiento de lubricación en su instalación, la limpieza de piezas y la lubricación adecuada de guías y demás piezas del movimiento de roce de las puertas automáticas. El hecho de no hacerlo podría provocar una avería mucho más costosa, y lo que es peor, un accidente.

El cambio de ruedas es una de las revisiones más comunes ya que son las que soportan el peso de la puerta en cada movimiento y su desgaste podría provocar un accidente o que la puerta no funcione correctamente porque se bloquee.

Por otro lado, las poleas, cables y coronas y todas las piezas de la automatización deben ser controladas periódicamente. Si no sabe cómo realizarlo, es muy importante que cuente con profesionales del sector ya que su seguridad y la de su vehículo, en el caso de los garajes, está en juego.

Asimismo, los mecanismos de seguridad que podamos instalarle a las puertas automáticas ayudarán al mantenimiento del mismo ya que nos darán aviso de que algo no funciona correctamente o nos ayudarán a su mejor funcionamiento.

La revisión debe tener un cierto periodo de frecuencia, es decir, más vale una revisión preventiva cada seis meses que una cada dos años y tener que cambiar más piezas. El tiempo de revisión lo determinará también el tipo de uso que se le dé a las puertas automáticas, no es lo mismo una puerta que solo se abre un par de ocasiones a la semana que una que se abre y cierra varias decenas en el mismo día.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *