Archivo de la etiqueta: motores persianas

Criterios para elegir motor para una persiana

Si queremos mecanizar una persiana o cambiar el motor que tiene actualmente, hemos de comenzar por elegir el tipo de motor a instalar. Las características del motor por el que nos decidamos, deberán ser las adecuadas para el fin con que lo queremos instalar. Para tomar la decisión apropiada, debemos tener en cuenta dos datos muy importantes:

  • El peso de la persiana. Este es el parámetro más importante a tener en cuenta, ya que nos servirá para determinar el motor a elegir, según la fuerza máxima que desarrolle. Debemos tener muy en cuenta que el material de la estructura que queremos motorizar, influye directamente en la fuerza de elevación que se necesita. No es lo mismo que la persiana sea de aluminio, de pvc o de madera. En definitiva, tenemos que saber el peso por metro cuadrado de nuestra persiana, para elegir el motor más apropiado.
  • Diámetro del eje, ya que con este dato podremos calcular el par de fuerza que necesita el motor.

A esto, tendremos que añadir otra posibilidad que también influye en el tipo de motor y dispositivo que vamos a instalar: si queremos que el motor se active de forma manual, o a través de un mando a distancia.

¿CUANTOS TIPOS DE PERSIANAS HAY?

En cuanto a los tipos de persianas y el cálculo de su peso, hoy en día se suelen trabajar con tres tipos principalmente:

  • Las que tienen la lama de PVC, cuyo peso está en torno a los 6 kilogramos por metro cuadrado.
  • Las que tienen lamas de aluminio, con un peso de 4 kilogramos por metro cuadrado.
  • Las más pesadas son las que tienen lamas de seguridad, que pueden llegar a los 10-12 kilogramos por metro cuadrado.

Sabiendo el material de que está hecha y multiplicando el ancho por el largo de nuestra persiana, podremos calcular el peso total de una forma prácticamente exacta.

Supongamos que la persiana de aluminio a la que vamos a instalarle un motor, mide 2 metros de ancho y 2,10 metros de alto.

Con estos datos, nuestra persiana pesará: 2 x 2,10 = 4,20 de superficie; esto lo multiplicamos por 4 kilogramos que pesa el metro cuadrado y obtendremos un peso total de 16,80 kilogramos. Es muy recomendable no ajustar mucho en la elección del motor y optar por una potencia siempre algo superior al peso de la persiana. Así aseguramos una mayor durabilidad y buen funcionamiento.